Don Abadíaz Antonio Díaz: capaz de hacer bailar un trompo en la uña

Por: Edward Johnn Silva Giraldo. Psícólogo.

La expresión coloquial “báileme ese trompo en la uña” se refiere a algo muy difícil de hacer o a una situación que requiere de acciones sorprendentes, y quien logra realizarlas genera admiración.

Don Abadíaz Antonio es un maestro de 75 años, capaz de fabricar y bailar el trompo de maneras inimaginables. Además, durante muchos años él ha conseguido compartir esta práctica con mucha generosidad a todas las generaciones. Cuenta Don Abadíaz que empezó a fabricar trompos de madera hace 35 años; desde entonces, se ha convertido en un promotor de las escuelas de juegos tradicionales en el país. Gracias a su carisma y al deseo de compartir sus saberes, muchos jóvenes logran “desenredar la pita” de sus vidas; encontrando otros modos de aprovechar y disfrutar el tiempo creativamente. Los juegos tradicionales son una herramienta pedagógica que despierta la sana curiosidad en las niñas, niños y jóvenes. También, favorece el encuentro familiar y comunitario.

Don Abadíaz recorre el país siempre con la mirada expectante, disfruta como niño cada experiencia alrededor de los juegos tradicionales. No se aburre, cada vez aprende nuevas figuras y las comparte. Su semilla germina a donde va.
Actualmente, en Cundinamarca hay escuelas en Chía, Madrid y El Rosal. Su lema es nunca dejar de ser niño, convivir con todo el mundo a través de los juegos tradicionales: “No podemos perder el disfrute y no podemos perder la capacidad de volver a ser niños, creo que eso invita a todas las personas a divertirnos de una manera saludable
para favorecer la convivencia entre todos”.

Compartir Noticia

Deja tu Comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco* son necesarios.

A %d blogueros les gusta esto: