La Chavela “La magia de la fusión en la cocina colombo mexicana”

La Chavela es un lugar mágico, cuyo encanto único se percibe en aquella antigua casa que guarda en si misma más de 300 años de historia. Es un restaurante cajiqueño con sabores mexicanos, más no de comida tradicional mexicana. El secreto de este restaurante está en poner sobre la mesa todas las técnicas y saberes adquiridos con el paso del tiempo, añadiendo ese toque especial con los sabores mexicanos que a todos nos gustan.

Nuestros Platos

La Chavela tiene tres platos clásicos que conservan su receta original; se trata de los famosos tacos (tortilla, cebolla, cilantro y carne); el mole y la sopa de tortilla. El restaurante dispone y acondiciona uno a uno los ingredientes y elementos del emplatado; es así como se trabaja la hoja de plátano, los marinados y se espesa la sopa de tortilla, utilizando su ingrediente principal. En su cocina se guardan recetas especiales, conservando técnicas ancestrales para preservar los alimentos, como por ejemplo los curados con sal.

Suelen cambian el menú cada semana, sus platos varían y se complementan con los productos más frescos de la huerta, que se encuentren en cosecha. La Chavela es especialista en platos orgánicos, así como en carnes de conejo y pollo campesino.

La experiencia recogida durante años en restaurantes de otros países, le enseñó a quienes dan vida a este lugar a ser intuitivos, creativos, a investigar recetas, a crear nuevos sabores. Todo esto les ha otorgado la serenidad y confianza de hacer platos especiales y de alta calidad.

El sueño de la Chavela
Sus propietarios sueñan con estar en los mejores rankings del mundo, destacándose a nivel nacional como uno de los mejores restaurantes por la fusión de los productos colombianos y los sabores mexicanos, conquistando el paladar de sus clientes. La Chavela espera conquistar nuevos territorios y culturas.

Pasión de familia

La inquietud constante por saber más sobre gastronomía es algo que viene de familia, estos apasionados por la cocina siempre han tenido restaurantes y disfrutan trabajar por la buena mesa. Se trata de profesionales que han recorrido el mundo aprendiendo y conociendo los sabores de otras culturas.

Y sus clientes dicen…
Algunos afirman que son “una joya oculta” porque si bien no los conocen mucho, se van con una buena experiencia, luego regresan y lo recomiendan a algunos de sus amigos. Muchos reconocen el sabor de la fusión de lo nuestro con lo mexicano, en ese particular sello.


La invitación es a que visiten este restaurante,que conozcan algo diferente y se lleven una experiencia inolvidable, donde todo se hace con empeño, dedicación y mucho amor. ¡La chavela los espera!


EL OBSERVADOR

También le puede interesar: Héroes cotidianos: Sabores y saberes de Turquía en Cajicá

Compartir Noticia

Deja tu Comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco* son necesarios.

A %d blogueros les gusta esto: