My Little Family G.C.: Un Jardín de primera infancia basado en el amor y la inclusión

En 2016, Matilde Fiquitiva, una madre en embarazo consternada por el macabro secuestro y asesinato en Bogotá de la niña Yuliana Samboní, decidió dar un giro a su vida, dejar su cargo en un reconocido banco nacional y fundar un jardín infantil, dónde continuar desarrollando sus habilidades profesionales, y a su vez brindar cuidado maternal a sus hijas.

Así nació en Cajicá, el 10 de julio del año 2017, My Little Family G.C. (mi pequeña familia), un proyecto que inició con apenas 4 niños, 2 de los cuales eran las hijas de Matilde, aunque la iniciativa tuvo tan buena acogida que ese primer semestre lleg´a tener 20 alumnos.  

Promoción del jardín.

La institución trabaja bajo la filosofía de “educar desde el amor y con lenguaje inclusivo”, influenciado por el método del aprendizaje vivencial. Brindando además de los habituales proyectos educativos mensuales, los servicios de una neuróloga y una psicopedagoga; igualmente ofertan terapia física, ocupacional y de lenguaje.

Como si fuera poco, una vez al mes ofrecen sesiones de equino terapia para niños con necesidades educativas especiales y equitación para el resto de los alumnos; también una vez por semana ofrece clases de ballet y judo.

Inclusión

Actualmente la institución cuenta con 80 estudiantes -12 con necesidades educativas especiales- con edades hasta los 6 años, atendidos por profesionales en educación.  

Resiliencia

Antes de la pandemia por COVID-19, My Little Family atendía 140 alumnos, e incluso recibió una buena propuesta de compra por parte de una red de jardines del ámbito nacional, pero debido al confinamiento, en cuestión de días estuvieron en dificultades económicas, y la empresa que ofrecía adquirir el jardín bajó su oferta en casi un 80%.

La desesperada situación obligó a la fundadora y directora del proyecto, Matilde Fiquitiva, a buscar soluciones excepcionales, fue así como arrendaron sus salones para usarlos como depósitos para los empresarios que se veían obligados a cerrar sus locales, con dicho ingreso lograron pagar el arriendo y los servicios.

Además, para evitar que el personal perdiera sus empleos, organizaron ventas de tapabocas, trajes anti fluidos y otros insumos de auto cuidado, con el fin de recolectar los ingresos necesarios para el auto-financiamiento de la nómina. “Fue así como logramos reabrir sin tener que despedir a ningún docente o empleado”, precisa Matilde Fiquitiva.

CONTACTO:

My Little Family G.C.

Sede principal Cra. 7 # 2A-09 Sur.  Cajicá.

Nueva sede: vereda El Misterio, sector El Banco, frente a al colegio Rincón Santo.

Redes Sociales:

@MylittlefamilyGC  

Por: Roy Salas Adán. Periodista.

Compartir Noticia

Deja tu Comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco* son necesarios.

A %d blogueros les gusta esto: