Opinión: ¡Ay Dios! ¿a dónde se fue el río?

Reportero Gráfico.

La adecuación hidráulica del río Bogotá aumentó la velocidad de su caudal, al punto de que a la altura del sector Hato Grande, entre Cajicá y Sopó, su nivel de agua ha caído dramáticamente. Según vecinos, hasta dos metros habría descendido en los últimos dos años.

En el lugar se observa cómo el caudal de nuestro río disminuyó dramáticamente, dando paso a la destrucción del hábitat de la poca fauna presente.

Cabe destacar, que para abordar la situación del Río Bogotá en el territorio, el pasado martes 9 de febrero se realizó una sesión en el Consejo Municipal de Cajicá.

ACÁ EL VIDEO.

Texto y foto: Edilberto Devia Lamprea.

Compartir Noticia
A %d blogueros les gusta esto: