Opinión: El negocio de las comisiones en los concejos municipales

Por: Paula Hernández Goyeneche.

En el último año más que antes, a muchas corporaciones municipales les ha interesado hacer un mayor numero de sesiones, en especial desde que la ley 2075 del 2021 les abrió la puerta al pago de comisiones permanentes y es ahí donde el oportunismo sale a flote.

Los municipios se clasifican en determinadas categorías (especial, primera, segunda, tercera, cuarta, quinta y sexta), categorías que se determina dependiendo de su población y de los ingresos corrientes de libre destinación que perciben anualmente. En el caso de los concejos municipales, los concejales reciben honorarios por cada sesión a la que asisten y de acuerdo a la categoría a la que pertenezca el municipio.

Remuneración que con la ley 2075 de 2021 quedó de la siguiente manera, los concejales que pertenezcan a un municipio de categoría especial por sesión reciben $516.604, los de primera categoría como Chia y Soacha reciben $437.723, los de segunda categoría como el municipio de Cajica y Zipaquirá reciben $316.394 por cada sesión a la que asisten y así sucesivamente se plantea la remuneración.

En esta norma, la ley autoriza a los concejales de categoría especial, primera y segunda a hacer hasta 150 sesiones ordinarias al año y 40 extraordinarias al año, ya ustedes podrán hacer la cuenta. Pero la gran novedad no es esta, es que por allá en esa ley 2075, se estableció un pequeño parágrafo que autorizo la remuneración de las comisiones permanentes a las que asistan los concejales.

Parágrafo que les dio a muchos presidentes de comisión la oportunidad de citar y citar, para facturar y facturar. Por ejemplo antes en una sesión ordinaria cuando se citaba a la empresa de servicios públicos, el gerente de la empresa rendía informe sobre el manejo de aguas y residuos en una sola sesión. Lo que representaba el pago de $316.394 para un concejal de un municipio de segunda categoría. 

Pero con las comisiones, el monto puede duplicarse, puesto que el presidente de la respectiva comisión podría citar un día al gerente de la empresa de servicios públicos, para informe relativo al manejo del agua y al día siguiente para informe del manejo de los residuos, lo que duplicaría la suma de $316.394 fácilmente en $632.788. Esto quiere decir, que en dos días de sesiones los concejales devengarían una suma cercana a la que recibe una persona promedio como salario mínimo legal mensual vigente.

Es decir, lo que podrían hacer en la misma sesión, lo hacen en varias, sin ningún respeto por el erario público, en un maratón de sesiones que pocas veces duran mas de tres horas y que muchas veces pueden carecer de sentido, pero que a los bolsillos de algunos concejales les implica un importante monto.

En una realidad como la actual, es triste ver que las autoridades municipales, busquen aprovecharse de los dineros públicos, que se recaudan del impuesto que pagan los ciudadanos, las contribuciones y demás emolumentos que recibe el municipio.  

El control de los dineros públicos, no debe ser un tema ajeno a la opinión pública!

Compartir Noticia

Deja tu Comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco* son necesarios.

A %d blogueros les gusta esto: