PUNTO BLANCO, PUNTO NEGRO: LA ACCIÓN COMUNAL, ENGENDRO DE LA POLARIZACIÓN

Por: leondelmoral

El artículo 38 de la Constitución Nacional, contempla el derecho de libre asociación para el desarrollo de las distintas actividades que las personas realizan en sociedad. Ahí nació la acción comunal. Sus gestores, seguramente nunca se imaginaron que, con el tiempo, fuera a constituir en la semilla y en el principio de la polarización que afronta el país. Al interpretar la carta magna, surgen las leyes, en las que desfigura el propósito inicial.

A raíz de las elecciones comunales, realizadas en el país el último domingo de noviembre, nos enteramos un poco más de la actividad y encontramos varios casos, en la ley 743, que llaman la atención por absurdos. Entre otros, para elegir 10 miembros de una junta de acción comunal de determinado sector de una población o ciudad, se necesitan, cuatro urnas diferentes por cada mesa de votación. Y si nos adentramos un poco más, vemos, supongo que, para la mayoría del país, no es nada nuevo, las juntas de acción comunal son el propósito básico de los políticos, y germen de la polarización. Las pugnas de los aspirantes a concejos, asambleas y congreso, se trasladan a los habitantes de barrio, que quieren servir a la comunidad. El principio de enfrentamientos.

El alza incontrolada en los precios no solo de la canasta familiar, la origina muchos factores, la bolsa de valores, el
dólar, el petróleo, la pandemia, la escasez de contenedores y hasta la congestión en puertos marítimos. Todos factores internacionales, es decir a nadie a quien culpar.

MALA FAMA. Cajicá se está convirtiendo en la ciudad más cara de Sabana Centro. Es inadmisible, que productos que
vienen de Pacho, Cundinamarca, despensa de críticos, no de arándanos, sino de naranjas, mandarinas, limones, tengan precios como si fueran trasladados en contenedores. No es justo que una naranja pachuna, valga más de 600 pesos y un solo banano hasta $500 pesos. Ya se observa que muchas familias se trasladan a municipios vecinos a realizar mercados. Y si Cajicá continua de esa manera, vendrán tiempos difíciles para los inescrupulosos especuladores.

PILAS ALCALDES. La última normativa del Ministerio de Salud, extendiendo la emergencia sanitaria, establece, entre
otras cosas, que los alcaldes deben mantener la vigilancia para el estricto cumplimiento de planes de bioseguridad. La advertencia le viene en gran medida a la secretaria de salud de Cajicá, despreocupada al igual que muchos colombianos frente a la pandemia, quien ha desatendido obligaciones mínimas. Los establecimientos comerciales, grandes y pequeños, olvidaron que estamos en pandemia, ya no se ven desinfectantes, ni lavamanos y los empleados, con el tapabocas de corbatín. La incapacidad y la ineficiencia, también son objeto de sanciones.

CUARTO PICO, ENCIMA. Se nos vino el cuarto pico de la pandemia, con la variante Ómicron, que la Organización
Mundial de la Salud, la califica como “de preocupación
“. Ya se encuentra en gran parte del mundo generando alerta y temor, desde luego que las medidas extremas han sido tomadas por muchos países, restringiendo vuelos u obligando a presentar certificación negativa del virus. Sin embargo, Colombia, mantiene el temor, pero, al contrario, a adoptar medidas eficaces. Se anuncian medidas simplemente tibias.

LA PREGUNTA ESTRELLA. La mayoría de los miembros del Consejo de Estado, pertenece al centro democrático ¿?. El
fallo, a favor o en contra del precandidato presidencial, Sergio Fajardo, lo dirá.

Compartir Noticia

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.

A %d blogueros les gusta esto: